Toma el transporte público con tu perro

Entrega rápida

Llevar el transporte público con su perro no siempre es fácil y puede ser un enigma debido a la regulación variable que se aplica a su viaje a bordo dependiendo del tipo de transporte que haya tomado y la compañía involucrada. Tren, metro, tranvía, avión o barco: con cada medio de transporte sus reglas y modalidades.

Para ayudarlo a ver con más claridad, aquí se revisan los diversos puntos de la ley francesa que define las condiciones de acceso de los perros a bordo de varios transportes públicos.

Las condiciones generales que debe cumplir su perro para ser aceptado en transporte público

Podemos distinguir varias reglas comunes a todos los transportes públicos.

Tu perro no debe caer en la categoría 1 perros

Los perros peligrosos de 1ra. Categoría (Mastiff no LOF, Tosa no LOF, Pitbull) están estrictamente prohibidos en todos los transportes públicos.

Los pasajeros a bordo no deben oponerse a su presencia

Si su mascota está molestando a otros usuarios de transporte público donde se encuentra, su mascota será rechazada a bordo. Este es el caso, en particular, en el tren, el metro o el RER de París.

Tu perro debe tener su boleto si es alto y si no es un perro de compañía

Si el viaje es a menudo gratuito para perros pequeños que pueden llevarse en una bolsa adecuada, los perros grandes, excepto los perros de compañía, cuentan como una sola persona y deben estar "en posesión de un boleto". tasa reducida (...) al ingresar al RER y a las redes de metro ».

Tu perro debe tener su pasaporte europeo si cruzas la frontera francesa

Si va con su perro fuera de Francia, especialmente en países de la Unión Europea, se requerirá el pasaporte europeo que acredite la identificación de su animal y su salud a bordo del transporte público elegido.

Debes demostrar que tu perro es un animal de compañía

Debe poder presentar su tarjeta de discapacidad y documentos que certifiquen la educación de su mascota.

Código de vestimenta obligatorio para su perrito king size: bozal y correa

En el transporte público, incluido el metro, el RER y el tren, es obligatorio mantener una correa y amordazar a su perro si es alto a menos que sea un perro de compañía.

A estas reglas generales se agrega la regulación de cada transporte colectivo individual.

Haga que su perro se acostumbre al transporte público

Viajar en transporte público no se ajusta al comportamiento natural del perro. Ante la percepción de nuevos ruidos y el contacto de la multitud, el perro puede experimentar miedo. Por lo tanto, es importante acostumbrar a su perro a este transporte lo antes posible en su vida, especialmente si usted es un usuario habitual.

Durante los primeros viajes, elija una ruta corta para llevar a su acompañante de 4 patas a una caminata agradable (un parque hará el truco). Así que evite llevarlo a su veterinario para su refuerzo anual de vacunas la primera vez que tome el autobús con él o él asociará los medios de transporte con algo muy desagradable. Además, prefiera un horario en el que los medios de transporte no se llenen. Si puedes, entonces evita las horas pico.

Los movimientos del vehículo y el frenado en seco pueden hacer que su mascota tenga nauseas. Asegúrese de que no haya comido en las dos horas previas al viaje y, si es necesario, administre medicamentos contra el mareo. Su veterinario puede prescribir en la consulta. Si tiene una salud mutua para su perro, incluso se le reembolsará la consulta y el tratamiento.

Si su perro está agitado, resista la tentación de engatusarlo para tranquilizarlo: solo podría validar su miedo "recompensándolo" acariciando un comportamiento no deseado. Por el contrario, actúa como si nada hubiera sucedido y espera a que tu perro se calme para felicitarlo cálidamente. Siguiendo estos consejos, su perro debería poder acompañarlo a todas partes.

El tranvía, el RER y el metro

Las reglas para dar la bienvenida a su perro a bordo varían significativamente según la ciudad en la que tome el metro.

El RER y el metro de París

Desde su modificación en junio de 2016, las reglas de procedimiento de RATP se han vuelto más flexibles y hacen posible que sus usuarios viajen con sus perros grandes en el RER siempre que estén amordazados, con correa y equipados con un boleto. mitad de precio.

Solo los perros guía pueden viajar con su amo por RER o metro, de forma gratuita y sin restricciones.

En cuanto a los perros pequeños, son admitidos sin cargo, siempre que sean transportados "en una bolsa adecuada de 45 cm como máximo" y que su presencia "no incomode a otros viajeros", lo cual puede ser legalmente un motivo para la exclusión.

El metro en Toulouse

Los perros de guardia y defensa (categoría 2) están prohibidos en el metro, así como perros de ataque (categoría 1)

Los perros guía para ciegos y pequeños son admitidos sin cargo si se transportan en una bolsa de transporte y los demás deben viajar bajo la responsabilidad de su amo y se les debe proporcionar una tarifa completa.

El metro en Lyon

Perros pequeños transportados en una bolsa cerrada adecuada y siempre que no incomoden a otros usuarios, viajen gratis y ayuden a perros que están permitidos incondicionalmente.

Por otro lado, otros perros no están permitidos en el metro de Lyon.

El autobus

Paradójicamente, la ley no permite a su mejor amigo a cuatro patas subirse al autobús si pesa más de 6 kg, esto por razones de accesibilidad, higiene, seguridad y comodidad del usuario. .

Una excepción a esta regla son los perros pequeños transportados en una bolsa cerrada, los perros de compañía y los de los guardias de seguridad como parte de su servicio.

Los delincuentes deberán pagar una multa de 60 euros en caso de infracción.

Trenes TER, TGV, Intercity

Las normas son sustancialmente las mismas que las que se aplican a Tram, Metro y RER, a excepción de la necesidad de pagar extra por perros pequeños.

Los perros que pesen menos de 6 kg pueden viajar en una bolsa de transporte adaptada por una tarifa de alrededor de 6 euros, mientras que los perros más grandes llevarán correa, bozal y un boleto de media tarifa, a excepción de perros guía

Una vez más, su aceptación a bordo está condicionada por la aprobación de los otros pasajeros.

el avión

Las reglamentaciones del transporte aéreo para perros varían de una compañía a otra y de un país a otro, por lo que antes de viajar en avión con su perro, descubra exactamente cómo se aplican las reglas a su perro. aerolínea elegida y el país de destino porque algunas compañías rechazan razas de perros específicas a bordo, o incluso todos los perros.

En general, los perros pequeños de menos de 6 kg son tolerados con usted en la cabina si son transportados en una jaula que cumpla con la norma IATA, mientras que su perro de más de 6 kg deberá viajar en la bodega, ya que su congéneres.

Los perros de servicio son una vez más una excepción a la regla y viajan con usted en la cabina, independientemente de su peso.

Sin embargo, para todos los efectos, consulte nuestro artículo dedicado al transporte aéreo con su perro para obtener más detalles sobre las condiciones y restricciones de diferentes compañías con respecto al transporte de su perro a bordo.

El barco

Como es el caso del transporte aéreo de mascotas, las regulaciones difieren de una compañía de envío a otra y no todas aceptarán a su animal a bordo. De hecho, no será aceptado en un barco. solo si su viaje es un viaje de utilidad y no un crucero.

Además, solo unas pocas compañías permitirán que su mascota viaje con usted en la cabina si es un perro pequeño, y si está amordazado y con correa. Los otros irán a las perreras durante la duración del viaje.

También en este caso, lea nuestro artículo dedicado cuidadosamente y consulte las regulaciones de la empresa de envío elegida.

Ahora que la ley francesa que rige el transporte de mascotas no tiene más secretos para todos, usted está listo para tomar prestado serenamente y sabiendo que puede causar cualquier transporte público con su perro.