Lote: un niño mordido por un perro gendarmerie

Noah, un niño de 3 años fue mordido por un perro en el Centro de Policía de la Gendarmería Gramat frente a la escuela Lacapelle-Marival en el lote. El incidente tuvo lugar el martes 18 de abril.

Noah, su hermano Yanis y su madre todavía están conmocionados por el horror que experimentaron el martes pasado cuando dejaron la escuela.

4:30 p.m., la campana de la escuela sonó al final de la clase. La madre de Noah, de 3 años, y Yanis, de 4 años, viene a recogerlos. Caminan, los tres, cogidos de la mano, en la acera que da a la escuela mientras caminan a lo largo de una barrera detrás de la cual había un perro del centro policial de la policía. El perro, sujeto por una correa con un soldado, se escabulló, sin razón aparente, entre dos barreras para saltar sobre Noah antes de morderlo en el estómago y debajo del brazo. Es la madre del niño pequeño quien intervino para soltar al perro al no dudar en poner sus manos en las mandíbulas del animal.

El niño fue llevado al hospital de Figeac por bomberos donde se trataron sus heridas superficiales. Los días del niño no están en peligro, pero él sigue muy conmocionado por lo que le sucedió. Debería conocer a un psicólogo en los próximos días para ayudarlo a superar su trauma.

El perro mordiente es un pastor belga Malinois perteneciente al Centro Nacional de Entrenamiento de Perros Gramat. Hasta el día de hoy, todavía no explicamos qué empujó al perro a atacar al niño. Nada, según la gendarmería, prefiguraba el comportamiento agresivo del animal. Una declaración de la gendarmería establece que "se han tomado medidas suspensivas para realizar exámenes veterinarios obligatorios" en el perro y que se abrió una investigación por "lesión que resulta en discapacidad de menos de 3 meses por agresión de un animal doméstico", según la declaración de la gendarmería.

Los padres de Little Noah considerarían presentar una queja contra la gendarmería.