Diabetes en gatos: síntomas, diagnóstico y tratamiento

Diabetes en gatos: síntomas, diagnóstico y tratamiento

Ver las hojas de perros

La diabetes es una enfermedad que requiere algunos cuidados y controles para permitir al paciente llevar una vida normal, y esto afecta no solo a los humanos, sino también a varias especies animales, como los felinos.

En Planet Animal, sabemos que cuando existe la sospecha de que su gato tiene diabetes, es posible que se sienta ansioso y ansioso. Le presentamos una mini guía sobre los aspectos más relevantes sobre esta enfermedad.

Si desea saber todo sobre la diabetes en los gatos, sus síntomas, su diagnóstico y su tratamiento, lo invitamos a continuar leyendo este artículo.

Usted también podría estar interesado en: Cáncer en perros: Síntomas, diagnóstico y tratamiento Índice
  1. ¿Qué es la diabetes felina?
  2. Las causas de la diabetes en los gatos: ¿por qué el gato desarrolla diabetes?
  3. ¿Cuáles son los síntomas de la diabetes en los gatos?
  4. ¿Cómo se hace el diagnóstico?
  5. ¿Cuál es el tratamiento?

¿Qué es la diabetes felina?

Es una enfermedad que afecta cada día a más gatos en todo el mundo, especialmente en gatos domésticos. Consiste en la incapacidad del cuerpo del gato para procesar adecuadamente la glucosa y otros compuestos orgánicos en los alimentos, necesarios para una buena reproducción celular y producción de energía.

Esta imposibilidad se debe a un defecto en la producción de insulina, una hormona generada por el páncreas responsable del tratamiento de la glucosa que ingresa a la sangre.

En este sentido, hay dos tipos de diabetes:

  • Tipo 1: ocurre cuando el cuerpo del felino destruye los depósitos donde se produce la insulina, no se produce la cantidad requerida de esta hormona.
  • Tipo 2: el páncreas funciona a la perfección liberando insulina, pero el cuerpo del gato lo resiste, por lo que no permite que la hormona funcione correctamente. Este es el tipo más común en gatos.

Al no tratar la glucosa, el cuerpo del gato no tiene la energía para llevar una vida normal, comienza a tomar esta energía en otras células, lo que desencadena diversos problemas de salud.

Las causas de la diabetes en los gatos: ¿por qué el gato desarrolla diabetes?

Hay ciertos factores que hacen que su gato tenga más probabilidades de desarrollar diabetes, como:

  • Obesidad (7 libras o más)
  • Edad (más de 8 años)
  • Predisposición genética
  • Raza (los birmanos sufren más diabetes que otras razas)
  • Sufrir de pancreatitis
  • Sufrir del síndrome de Cushing
  • El uso de esteroides y corticosteroides como parte de un tratamiento médico

Además, los gatos machos castrados sufren de diabetes con más frecuencia que las mujeres.

Las causas de la diabetes en los gatos: ¿por qué el gato desarrolla diabetes?

¿Cuáles son los síntomas de la diabetes en los gatos?

  • Sed excesiva
  • Apetito voraz
  • Pérdida de peso
  • Mayor frecuencia de micción, así como la abundancia de estos
  • letargo
  • Inodoro descuidado
  • Mal aspecto del abrigo
  • vómitos
  • Dificultad para saltar y caminar, presentando una posición plantígrada en el gato (debilidad causada por la degeneración muscular, de modo que el gato no descansa sobre sus patas, sino sobre los corvejones posteriores, esta área es similar a los codos humanos) ).

Es posible que estos síntomas de la diabetes en los gatos no se presenten todos juntos, pero frente a 3 de ellos, debe acudir al veterinario para determinar si se trata de diabetes o de alguna otra enfermedad.

Con la diabetes, su gato puede comer más alimentos e incluso perder peso rápidamente, por lo que este síntoma es inconfundible.

Si la enfermedad no se trata y se controla, pueden surgir complicaciones como la retinopatía diabética, que causa problemas de visión e incluso ceguera; neuropatía, es decir, la posición plantígrada mencionada anteriormente; e hiperglucemia, que es una acumulación constante de niveles altos de azúcar en la sangre.

También es necesario estar al tanto de posibles infecciones del tracto urinario, insuficiencia renal y problemas hepáticos.

¿Cuáles son los síntomas de la diabetes en los gatos?

¿Cómo se hace el diagnóstico?

Cuando se trata de la diabetes en los gatos, se necesitan análisis de sangre y orina para determinar el nivel de azúcar en la sangre de su gato. Sin embargo, para muchos gatos, visitar al veterinario puede ser una experiencia estresante, solo por dejar el hogar. Cuando esto sucede, es muy probable que los resultados de los análisis de sangre en los niveles de glucosa no sean 100% seguros.

Es por eso que después de una primera prueba realizada por un veterinario, se recomienda recoger una muestra de orina en casa después de unos días, cuando el gato está relajado en su entorno habitual. Por lo tanto, podemos obtener un diagnóstico más preciso.

Además, también se recomienda realizar una prueba para medir la presencia de fructosamina en la sangre, un análisis crítico para verificar si el paciente tiene diabetes.

¿Cómo se hace el diagnóstico?

¿Cuál es el tratamiento?

El tratamiento de la diabetes felina tiene como objetivo mantener bajo control los síntomas que afectan la vida normal del gato, así como evitar cualquier complicación y prolongar la vida del gato, asegurando una existencia saludable.

Si su gato tiene diabetes tipo 1, el tratamiento requiere inyecciones de insulina que deberá tomar diariamente. Si, por el contrario, ha sido diagnosticado con diabetes tipo 2, lo más importante será introducir un cambio drástico en su dieta y tal vez se necesiten inyecciones de insulina, todo dependerá de cómo el paciente evoluciona

Un cambio dietético en el gato diabético se centra en reducir los niveles de glucosa en la sangre. Ya no es un secreto: la mayoría de los alimentos para gatos procesados ​​hoy en día contienen grandes cantidades de carbohidratos, mientras que, de hecho, los alimentos para gatos deben estar basados ​​en proteínas.

Es por eso que las dietas de los gatos diabéticos se basan en minimizar la cantidad de carbohidratos que consume su mascota, lo que aumenta los niveles de proteína, ya sea con los alimentos que prepara en casa o con los alimentos. mojado para gatos

En cuanto a las inyecciones de insulina, solo el veterinario puede darle la dosis exacta que su gato necesita. Debe administrarse dos veces al día debajo de la piel del cuello. La idea de la terapia con insulina es proporcionar al gato las herramientas necesarias para que su cuerpo pueda realizar sus funciones de la manera más normal posible y evitar cualquier complicación.

Las instrucciones del veterinario con respecto a la dosis de insulina y la frecuencia se deben seguir al pie de la letra para un tratamiento eficaz. Antes de alcanzar una dosis definitiva, se debe controlar al gato durante un período de tiempo para determinar el comportamiento de sus niveles de glucosa.

También hay medicamentos orales llamados agentes hipoglucemiantes utilizados para reemplazar la insulina, pero solo el veterinario puede decirle cuál de los dos tratamientos es mejor para su gato.

Este artículo es simplemente informativo, en YourPetsBestFriends no tenemos la competencia para prescribir un tratamiento veterinario o llevar a cabo ningún diagnóstico. Te invitamos a que traigas a tu mascota al veterinario si muestra signos de una condición o incomodidad.

Si desea leer artículos similares a la Diabetes en Gatos: Síntomas, Diagnóstico y Tratamiento, le recomendamos que visite Otros problemas de salud.