La enfermedad del perro en los perros

perro enfermo El virus Carré, descrito por primera vez en 1905 por el veterinario que dio nombre a la enfermedad, es un paramixovirus del virus del sarampión humano y de la familia de la peste bovina. El virus se transmite por contacto cercano entre perros enfermos y la exposición de las membranas mucosas de la nariz, la boca y los ojos a gotitas que contienen el virus.

Los síntomas

Después de 3 a 10 días de incubación, el virus coloniza muchos órganos y causa los siguientes síntomas:

  • Brote de fiebre que dura de 24 a 48 horas seguido de un retorno a la normalidad durante 1 a 4 días
  • pérdida de apetito
  • inflamación de las amígdalas (amigdalitis)
  • conjuntivitis
  • enfermedad respiratoria caracterizada por:
    • secreción nasal clara que se vuelve progresivamente purulenta
    • la apariencia de una tos
  • diarrea y vómitos
  • deterioro del estado general
  • queratitis y retinitis (inflamación de la córnea y la retina)
  • engrosamiento de la piel a nivel de trufas y almohadillas denominadas hiperqueratosis

En algunos perros, los síntomas serán muy discretos y el animal se recuperará con algunas secuelas neurológicas, mientras que en otros perros, los síntomas serán más pronunciados y provocarán la muerte del animal.

En Francia, la enfermedad de Carré es uno de los vicios desafortunados que permite que el comprador de un perro en una tienda de mascotas o una granja sea reembolsado si el animal está infectado.

Vacunación

Una vez que es muy común, la enfermedad de Carré es ahora más rara en Francia gracias a la prevención de la vacuna . La vacunación inicial incluye dos inyecciones hechas a intervalos de 1 mes en el cachorrito muy joven de 7 a 8 semanas de edad. Se requiere un recordatorio anual para mantener la efectividad de la inmunidad. Esta protección por vacunación es muy importante porque ningún tratamiento es realmente efectivo contra esta enfermedad. Si un perro no vacunado se ve afectado, el veterinario solo puede tratar las consecuencias de los síntomas para aliviar al perro enfermo, pero no puede erradicar el virus de su cuerpo.

Así que apueste todo por la prevención: vacune a su perro y no se pierda ninguno de sus recordatorios. Algunas compañías de seguros incluso prefieren pagar tarifas veterinarias tales como vacunas y retiros en lugar de pagar mil y un centavos en el tratamiento de una enfermedad de Carré, de todos modos incurable. La prevención también significa no exponer a un perro no inmunizado a sus congéneres que pueden ser portadores de la enfermedad sin expresar los síntomas principales descritos anteriormente.