Uveítis en perros

La uveítis canina es una inflamación de la úvea que puede poner en peligro la visión del perro. Pero, no es una enfermedad estrictamente hablando, sino un síntoma que puede revelar una enfermedad cuyo origen no es ocular. Entonces, ¿qué es este síntoma?

¿Qué es la uveítis canina?

La uveítis se define como la inflamación de la úvea, esta membrana del ojo consta de 3 elementos:

  • el iris que constituye la parte de color visible del ojo,
  • los cuerpos ciliares, la parte anterior de una membrana que recubre el ojo y que se llama coroides. Los cuerpos ciliares permiten que la lente se mantenga en su lugar y se deforme con un músculo para permitir la acomodación y secretar el humor acuoso, el fluido que llena el globo ocular,
  • la parte posterior de la coroides, ubicada entre la esclerótica en el exterior del ojo y la retina en el interior. Esta membrana contiene muchos vasos sanguíneos y proporciona los nutrientes necesarios para el iris y todos los receptores ubicados en la retina.

uveítis del perro

Causas de uveítis en perros

La uveítis puede desarrollarse como resultado de:

  • una enfermedad infecciosa causada por:
    • una bacteria (piometra, prostatitis, neumonía, pielonefritis ...)
    • un parásito (ehrlichiosis, leishmaniasis, enfermedad de Lyme),
    • el virus de la hepatitis Rubarth,
    • el protozoario responsable de la toxoplasmosis.
  • una enfermedad inflamatoria no infecciosa como el síndrome uveodermatológico, entre otros,
  • el desarrollo de cáncer en los tejidos del ojo,
  • de un trauma

A veces, la causa de la uveítis no está claramente identificada y se llama uveítis idiopática del perro.

Los síntomas de la uveítis

La uveítis puede manifestarse por signos oculares y otros síntomas más generales que dependen de la enfermedad que causa la uveítis.

Entre los síntomas oculares más frecuentes en el caso de la uveítis se encuentran:

  • fotofobia: el perro parece avergonzado cuando mira hacia una fuente de luz y trata de evitarlo,
  • parpadeo involuntario e involuntario de los párpados llamado blefaroespasmo,
  • lágrimas
  • enrojecimiento del ojo,
  • la presencia de pequeños depósitos blanquecinos visibles en la córnea y llamados precipitados queráticos,
  • opacificación de la córnea, membrana situada delante del globo y normalmente completamente transparente,
  • una acumulación de pus o sangre en la parte inferior del iris, justo detrás de la córnea,
  • un embotamiento del iris,
  • una disminución en el diámetro de la pupila.

La consecuencia de todos estos síntomas es que la uveítis puede dañar gravemente la visión del perro.

Diagnóstico y tratamiento de la uveítis del perro

La presencia de uveítis se demostrará durante una consulta veterinaria en la que el médico se centrará en observar los ojos del animal y medir su presión intraocular, disminuida en caso de uveítis.

El veterinario también puede usar pruebas adicionales para identificar la posible patología que causa la uveítis. Podrá practicar exámenes de sangre y / o exámenes de imágenes médicas según la enfermedad sospechada.

El tratamiento de la uveítis puede consistir en la administración de medicamentos antiinflamatorios y / o midriáticos (que dilatan la pupila):

  • forma tópica de gotas para los ojos para inculcar en el ojo,
  • inyectado directamente en el ojo (precisamente debajo de la conjuntiva del ojo),
  • Oralmente.

Este tratamiento se puede completar de acuerdo con la enfermedad cuya uveítis es la consecuencia. En caso de uveitis después de una infección, por ejemplo, el perro también puede recibir tratamiento con antibióticos.