Agresión territorial del perro

Algunos perros tienden a tomar la defensa de su territorio muy en serio. Este comportamiento debe ser monitoreado porque su perrito puede volverse agresivo.

¿Cuándo podemos hablar de agresión territorial?

Tu perro considera tu hogar como su territorio. Él no apoya a los intrusos. Mantiene un ojo en los callejones que vienen de los transeúntes frente a su puerta en el jardín e incluso ladra a medida que pasan. Él pasa a estar mirando delante de tus ventanas. Incluso en tu automóvil, él defiende su territorio.

Refunfuña cuando alguien llega a casa y le impide regresar. Este comportamiento no puede continuar. Si no tiene cuidado, su perro puede volverse muy agresivo y atacar a sus visitantes.

Si ha tomado un perro para vigilar su casa, necesita saber que un perro guardián no debe ser agresivo. Debe poder repeler a los intrusos o contenerlos, pero en ningún caso debe atacarlos.

Así como un perro ladrando a todos rápidamente molestará a su vecindario y eso es normal. Por lo tanto, será necesario educar adecuadamente a su perrito.

Y si quieres ser un buen perro guardián, habla con un educador profesional. Aprender a montar guardia es un entrenamiento especial . Entrenar a un perro para montar guardia no siempre es fácil. Si comete errores, puede ser peligroso para quienes lo rodean y para sus visitantes.

¿Cómo reaccionar a la agresión territorial?

Antes que nada, debes educar a tu perro . Enséñele las órdenes básicas tales como "siéntate, no te muevas, acuéstate, pisa, canasta" y el recordatorio. Estos diferentes pedidos le permitirán controlarlo cuando los visitantes ingresen a su hogar. Puedes inmovilizar a tu perrito o invitarlo a ir en su canasta para que se tranquilice.

Su perro debe entender que usted es el maestro y que usted solo puede decidir si una persona puede o no ingresar. En su relación con su perro, él siempre debe sentir que usted es el dominante y que él lo domina. Sin embargo, si sientes que no podrás controlar a tu perro solo, no dudes en buscar la ayuda de un educador profesional.

Durante su educación, si temes que tu perro todavía sea agresivo, puedes mantenerlo con una correa para que no ataque a tus invitados.

Cuando se adquieren órdenes básicas, siempre debe estar firme cuando su perro quiere proteger su territorio. Al ladrar o querer acercarse a otras personas, simplemente diga "no" con firmeza. Evite gritar, su perro podría pensar que lo está animando a continuar.

No lo acaricie para calmarlo, también podría malinterpretar estas caricias y tomarlas como estímulo. Así como es mejor no regañarlo, solo podría aumentar su agresión.

Evite que se pare frente a su puerta o ventanas, puede ser curioso, pero no siempre.

Fomente el buen comportamiento

Para ayudarlo a comprender cuál es el comportamiento correcto, puede pedirle a sus parientes que lo ayuden a evaluar a su perro. Pueden desempeñar el papel de visitantes y si su perro comienza a querer defender su territorio, diga "no" y pídales que se sienten. Si durante este aprendizaje, teme que es agresivo o que no muerde, sosténgalo con una correa con un bozal si es necesario.

Si su perro logra dejar entrar a la gente sin reaccionar, elógielo con golosinas, con abrazos y palabras como "buen perro".

Si el ejercicio no es exitoso, deberá comenzar de nuevo hasta que se entienda. Pero no olvide que para cualquier aprendizaje, necesita paciencia . Puede tomar varios días.

Es importante para su seguridad y la de quienes lo rodean que este comportamiento se detiene. Si, a pesar de estos consejos, su perro sigue siendo agresivo, no dude en llamar a un educador profesional.

La agresividad del perro, las respuestas a tus preguntas:

  • Tu perro es agresivo con otros perros
  • Agresión depredadora del perro
  • Mi perro mordió a alguien
  • Separar dos perros que están luchando