Habituating a un perro a un bozal

Habituating a un perro a un bozal

Ver las hojas de perros

El uso del hocico es obligatorio para las razas consideradas potencialmente peligrosas por ley. Sin embargo, si su perro es agresivo (de hecho, la palabra correcta responde) o tiende a comer cualquier cosa al alcance, el hocico puede ser una herramienta muy efectiva.

Sí, debes saber que el uso del hocico como método de castigo no se recomienda y puede tener graves consecuencias para el propietario y el bienestar de los animales.

En este artículo de YourPetsBestFriends , le mostraremos cómo acostumbrar a un perro a su hocico paso a paso con diferentes herramientas y consejos:

También podría interesarte: ¿Cuándo usar un bozal? índice
  1. ¿Cuál es el mejor hocico?
  2. Haga que su perro tenga una relación positiva con su hocico
  3. Un proceso gradual
  4. Evite las siguientes situaciones

¿Cuál es el mejor hocico?

Para empezar, debes saber que el hocico más apropiado para el perro es el tipo de cesto como se muestra en la imagen. A diferencia de la tela, le permite al perro respirar adecuadamente, beber agua o recibir golosinas. Sin embargo, puedes aprender sobre diferentes tipos de hocico para entender cómo funciona cada uno.

¿Cuál es el mejor hocico?

1. Haga que su perro tenga una relación positiva con su hocico

Es importante no poner el hocico directamente a su perro si no está familiarizado con el objeto y eso ocasionará un gran riesgo de falla. El animal se sentirá molesto y confundido, tienes que ir paso a paso. El uso de refuerzo positivo le enseñará a su perro a usar su hocico y se lo dará a cambio de recompensas y palabras afectuosas.

Para hacer esto, llévese unas golosinas sabrosas y déjelas en la parte inferior del hocico. Deje que su perro se los coma felicitándolo por su comportamiento. Cuanto más la experiencia sea agradable para él, más fácil será colocar su hocico.

1. Haga que su perro tenga una relación positiva con su hocico

2. Un proceso gradual

Paso a paso, tratarás de poner el cañón todos los días sin sujetarlo, ofreciéndole golosinas y recompensas cada vez que lo use. Mientras más lo acepte, más debes felicitarlo. No lo fuerce si no parece complacerlo, gradualmente obtendrá buenos resultados.

Cuando notes que tu perro lleva puesto el hocico, puedes comenzar a atarlo por cortos períodos de tiempo. Los juegos y la diversión no deben perderse en este proceso: si infundes ira y miedo en tu perro, es probable que se sienta nervioso, ansioso y triste cada vez que se lo ponga.

2. Un proceso gradual

3. Evite las siguientes situaciones

Para que su perro sea amordazado debe evitar estas situaciones a toda costa, es esencial recordar:

  • No lo pongas por la fuerza
  • Evitarlo para situaciones específicas (por ejemplo, en el veterinario).
  • No lo uses por mucho tiempo
  • Evitar si sufre de problemas de estrés
  • no lo use como un método de castigo
  • No deje al perro desatendido con

Si sigues nuestros consejos y no fuerzas a tu perro, obtendrás resultados positivos . Sin embargo, si el proceso es complicado y su perro no parece aceptar el uso del hocico, lo mejor es acudir a un entrenador de perros que le recomendará algunas pautas.

3. Evite las siguientes situaciones

Si desea leer más artículos similares a Habituating a Dog to a Muzzle, le recomendamos que visite la sección de Educación Básica.