Perro: cuidado y cuidado de las heridas

Las lesiones de las almohadillas pueden ser dolorosas. Algunos requieren una visita al veterinario. Otros menos graves pueden tratarse en casa.

¿Qué hacer en caso de lesión?

Lesiones por lesiones pueden ser causadas por pedazos de vidrio, metal, conchas o guijarros afilados. Estas lesiones también pueden ser grietas que pueden ser causadas por nieve, tierra demasiado caliente, remoción de nieve salada o una carrera demasiado intensa y frecuente.

Cuando su perro se lastime en la almohadilla, limpie la herida con agua limpia .

Si la herida es grande y sangra mucho o los objetos se atascan, lo mejor es llevarlo al veterinario. Solo dale un vendaje. Sostenga este vendaje con un yeso en la articulación para que su perro no se lama la herida. Su veterinario cerrará la herida con grapas o puntos. En algunos casos, el pegamento quirúrgico es suficiente. Dependiendo de la lesión, puede recetar un tratamiento de antibióticos o antiinflamatorios.

Si la herida es menos importante, límpiela con un desinfectante y protéjala con un vendaje de compresas en las articulaciones. La herida debe limpiarse y el vendaje debe cambiarse todos los días hasta que cicatrice .

Si esta lesión cambia de aspecto, si es más dolorosa o si aparece un olor nauseabundo, no dude en llevar a su perro al veterinario.

En caso de grietas, puede aplicar crema curativa, teniendo cuidado de que su animal no la lama.

Mantenimiento de almohadilla

A largo plazo, podemos aplicar lociones bronceadoras en las almohadillas. Estos productos tienen la propiedad de fortalecer las almohadillas.

Si hace demasiado calor, puede ponerlos en un baño de agua para evitar la deshidratación.

En caso de nieve, es recomendable limpiar las almohadillas para eliminar la nieve o la sal de la nieve. También puedes comprar botas para perros para protegerlos.