Seguro de perro para pug

El Pug es un perro pequeño, originario de China. Dedicado, inteligente, sencillo, dinámico y le gusta jugar.

Es conocido por su carácter juguetón que lo hace muy entrañable. Feliz en una familia amorosa, Carlin se lleva bien con niños y adultos. La locura por este pequeño perro fácil de educar también se debe a sus características físicas singulares. Pero estas tienen muchas consecuencias en la salud del Pug. Para permitirle vivir un largo tiempo lejos de las patologías propias de su raza, el maestro debe cuidar de asegurar su Pug en una mutua de salud canina, tan pronto como sea posible.

Enfermedad respiratoria frecuente en pug

El Carlin cae en la categoría de braquicéfalo, lo que significa en griego " que tiene el cráneo corto ". Este morfotipo racial también está presente en otros cánidos como Shih-tzu, Bulldog, Pekinés y, a veces, Boxer. Esta facies de nariz aplastada favorece las patologías respiratorias, cuyas consecuencias pueden ser graves para el animal. El síndrome obstructivo de los perros braquicéfalos o el síndrome BAOS se produce tan pronto como el crecimiento del perro se completa y evoluciona a lo largo de su vida. Se manifiesta por ronquidos muy frecuentes y problemas digestivos (vómitos). El músculo cardíaco tiene que ser tan extenuante que el perro termine con una insuficiencia cardíaca que ponga en peligro la vida. El más mínimo esfuerzo físico puede causar un síncope.

Si, en teoría, la esperanza de vida del pug es de 12 años, se reduce a 6 o 7 años cuando se ve afectado por el síndrome BAOS. ¡Esto es para decir si es importante seguir este tipo de perro con regularidad por un veterinario! Esta patología requiere una administración larga y costosa, ya que es necesario recurrir a la cirugía para cambiar el paladar blando y ensanchar las fosas nasales. Asegurar su Carlin le permite tener a su perro debidamente atendido y recibir un reembolso por los gastos incurridos.

La mujer Carlin propensa a meningoencefalitis

Esta patología neurológica se manifiesta por la inflamación de las meninges y el encéfalo. Afecta a las mujeres Carlin con más frecuencia que los hombres. Causa síntomas importantes, como trastornos visuales, convulsiones, depresión, parálisis. Es el estado general del animal que se altera. El veterinario prescribe antiinflamatorios para aliviar al animal, pero no hay cura para un Carlin con meningoencefalitis. En el plazo más o menos largo, el perro muere después de permanecer más o menos en coma.

Proporcionar su Pug es esencial para que tenga un buen cuidado. Dependiendo de la fórmula elegida, al capitán se le pueden reembolsar los honorarios de veterinaria pero también parte de los gastos incurridos por un acto de eutanasia. Algunos contratos cubren parcialmente el costo de la cremación o el entierro. Algunas veces se le puede pagar al maestro una cierta cantidad para comprar un perro nuevo.

El pug, sujeto a infecciones dermatológicas

Las peculiaridades físicas del pug están en el origen de importantes problemas dermatológicos que afectan tanto la cara del animal como su cuerpo. Se deben a la colonización de pliegues por bacterias, siendo los más comunes el estafilococo y el estreptococo. Por ejemplo, la piodermia del pliegue facial se manifiesta por prurito del área entre los ojos y la nariz del perro. Es identificable con el olor pútrido que resulta. El tratamiento se basa en la prescripción de antibióticos y una loción antiséptica. En los casos más severos, se requiere cirugía.

Sobrepeso y obesidad Pug

Víctima de su avaricia, el Pug tiene sobrepeso. Si su maestro no tiene cuidado tan pronto como sea posible, el perro puede volverse obeso. El impacto en su salud puede ser grave porque la obesidad es el origen de muchas patologías. Este es, por ejemplo, el caso de la osteoartritis, disco herniado, displasia, problemas graves de tránsito o enfermedad cardiovascular. El exceso de peso puede reducir la esperanza de vida del animal. Por lo tanto, es muy importante tener cuidado de darle una dieta equilibrada a lo largo de su vida, y saber cómo decirle que no a él cuando dice tener avaricia.

Seguro de perro Pug: para suscribirse lo antes posible

Encontramos que, incluso si el Pug es un perro robusto, finalmente es vulnerable en términos de salud debido a sus peculiaridades físicas. Se requiere cuidado veterinario regular en su caso para prevenir ciertas enfermedades. Sin embargo, nadie está a salvo de un gran problema. Cuando la enfermedad golpea al perro, el tratamiento a veces puede ser largo. Como hemos visto, ciertas patologías no se pueden curar. El cuidado consiste en este caso para aliviar al perro para que su fin de vida sea lo menos doloroso posible.

Curar a tu perro es costoso. En caso de una enfermedad grave, el presupuesto del maestro no siempre es compatible. Es por eso que es mejor asegurar su mascota en una compañía de seguros para mascotas. En general, cada aseguradora ofrece tres fórmulas distintas para que todos puedan encontrar la solución más adecuada a las necesidades de su fiel acompañante. La elección no es fácil, mejor utilizar un comparador de seguros de perros para ahorrar tiempo y tener una opción coherente de acuerdo con las expectativas.

Dependiendo de la fórmula elegida, el propietario del perro puede ser reembolsado por los costos veterinarios incurridos hasta 50 a 100%. El techo de reembolso anual también es extremadamente variable ya que depende del nivel de cobertura elegido. Por lo general, está entre 1, 000 y 2, 800 €. Del mismo modo, las empresas incluyen en algunos contratos la asunción parcial de actos preventivos, hasta un límite máximo anual de hasta 150 euros. Esta fórmula permite reembolsar en parte los gastos relacionados con la esterilización, las vacunas, la compra de loción para los ojos, productos alimenticios específicos. Dada la cantidad de enfermedades que pueden afectar sus ojos, nariz, piel, pero también su propensión a la obesidad, ¡entendemos cuánto se asegura que su Pug sea útil para su salud!