Seguro de perro para el pastor australiano

El pastor australiano es conocido por su dinamismo, dedicación y carácter fuerte.

Con gran inteligencia, es un compañero perfecto para juegos al aire libre. También es un perro que se lleva bien con los niños y sabe cómo mantenerse calmado cuando es necesario. El pastor australiano es un miembro de la familia por derecho propio que debe ser atendido. Esta raza de perro tiene una esperanza de vida de 13 años en promedio y es sensible a ciertas patologías. Para proteger su salud, es mejor asegurarlo lo antes posible.

Pastor australiano y displasia

Activo, el pastor australiano corre más riesgo de sufrir accidentes que un perro que pasa la mayor parte del tiempo dentro de la casa, junto con un maestro particularmente sedentario. Pero además de estos riesgos que afectan a todos los perros activos, el pastor australiano presenta algunas fragilidades específicas de su raza. Está, por ejemplo, sujeto a displasia de cadera y displasia de codo, dos anormalidades del desarrollo que pueden evolucionar a medio o largo plazo para deshabilitar la osteoartritis. Muy doloroso, esta enfermedad requiere un control veterinario periódico. Sin embargo, los honorarios de los veterinarios son gratuitos, una displasia que afecta al pastor australiano puede generar grandes gastos para su amo. Al asegurar a su perro, al propietario se le puede reembolsar entre el 50 y el 100% de los gastos incurridos de acuerdo con la fórmula de seguro elegida.

Epilepsia, común en el pastor australiano

El pastor australiano está particularmente preocupado por la epilepsia, en comparación con otras razas de perros. La hembra muestra más predisposiciones a esta enfermedad que el hombre. La epilepsia es el origen de crisis compulsivas a veces importantes que requieren consulta urgente. Cuando el perro muestra signos de epilepsia, debe ser atendido por un veterinario para recibir tratamiento antiepiléptico. Este tratamiento garantiza al animal una mejor calidad de vida porque disminuye la frecuencia de los ataques al estabilizar la concentración sanguínea. Sin embargo, nunca debe interrumpirse o reaparecerán las manifestaciones epilépticas de la epilepsia.

La fragilidad del ojo de Berges australiano

Los defectos oculares son otra fragilidad residual específica de ciertas razas de perros, incluido el pastor australiano. A veces subyacentes y evolucionando lentamente, en otros casos pueden aparecer de repente. Entre estos defectos oculares que también requieren un control regular del perro por un especialista en salud animal, hay, por ejemplo:

  • La hipoplasia de la coroides, a veces llamada anormalidad del ojo de Collie: la tara ocular detectada con mayor frecuencia en el pastor australiano se puede identificar por un área del fundus despigmentada debido a la falta de vasos en una de las capas de la pared del globo ocular, la coroides. No afecta la visión del perro.
  • APR o atrofia progresiva de la retina: esta es una degeneración retiniana que evoluciona lentamente y que afecta sistemáticamente a ambos ojos del perro. Desafortunadamente, no existe un tratamiento conocido capaz de frenar esta enfermedad que evoluciona irremediablemente hacia la ceguera. Afortunadamente, la APR no causa ningún dolor. El perro ciego se acostumbra más o menos a sus nuevas condiciones de existencia. Se desarrollan otros sentidos, como el olfato o el oído, como para compensar la pérdida de la vista.
  • El coloboma: de mayor o menor importancia, puede causar desprendimiento de la retina en los casos más graves. En cuanto al colobome del iris, es un agujero en el iris de importancia variable. Causa una incomodidad a veces intensa cuando el perro está expuesto a un gran brillo.
  • Catarata: esta es la opacificación de la lente. Puede referirse solo a un ojo, en este caso es una catarata unilateral. Es bilateral cuando toca los dos ojos del perro. Cuando es congénito, puede afectar al perro cuando aún es muy pequeño. Es en este caso una catarata juvenil.

Debido a que algunos defectos oculares pueden hacer que el pastor australiano sea ciego, es esencial contratar un seguro de salud para perros lo antes posible para limitar el riesgo de ceguera. Cualquier tara de ojo debe detectarse lo suficientemente temprano, si es posible antes de la cría. Por lo tanto, es conveniente optar por una fórmula de seguro de salud mutuo que incluya la prevención. Esto permite, por ejemplo, ser reembolsado, al menos parcialmente, por un chequeo de salud y muchas acciones preventivas.

Para asegurar a su pastor australiano, ¿por qué es indispensable?

El pastor australiano es un perro robusto pero expuesto a ciertas enfermedades, como hemos visto anteriormente. Por lo tanto, debe ser detectado, seguido o incluso tratado y asistido si se ve afectado por la ceguera. Por lo tanto, su salud puede ser muy costosa para su amo, quien, por razones presupuestarias, puede no ofrecer a su perro la calidad de la atención que necesita a lo largo de su vida. Los actos veterinarios son cada vez más caros, es mejor optar por un perro de salud mutua que propone una tasa de reembolso óptima. El maestro de un pastor australiano tiene todo el interés, en lugar de suscribirse al azar, para comparar las soluciones que ofrece el seguro de mascotas. Con un comparador de seguros para perros, es más fácil encontrar la fórmula a medida que satisfaga las necesidades del perro y el presupuesto de su maestro.

Por otro lado, es mejor asegurar a su perro lo antes posible. Para información, la esperanza de vida del pastor australiano se estima en 13 años en promedio, y este perro se considera viejo a partir de los 7 años. La mayoría de las compañías no aceptan asegurar un perro más viejo. Es por eso que se recomienda a su maestro que lo piense lo antes posible, es decir, cuando su animal tenga entre 2 y 3 meses de edad. Con una fórmula completa, el perro estará perfectamente cubierto, así como para la enfermedad, el accidente, la hospitalización, la atención de emergencia, los medicamentos, los medicamentos alternativos y, según la fórmula, los actos de prevención.