Animales nunca enfermos: ¿deberían estar asegurados?

Una mascota puede vivir mucho tiempo sin enfermarse.

Pero el estado de salud de un animal es impredecible, ya que no podemos estar seguros de que nunca tendrá un accidente. Al menor riesgo, el dueño de una mascota puede arrepentirse de no haber asegurado a su mascota porque los honorarios de los veterinarios, establecidos libremente, suelen ser muy altos. Asegurar a su mascota le permite ser reembolsado, al menos parcialmente, por los gastos de salud incurridos. También es la mejor manera de anticiparse, siempre que opte por una fórmula que incluya un paquete de prevención.

Costo de atención veterinaria y tasa de reembolso

No es raro que los dueños de mascotas se pregunten sobre la utilidad de tener una mascota cuando está en perfecto estado de salud. Es cierto que el costo de un seguro mutuo de salud debe tenerse en cuenta en el presupuesto del hogar. Pero en el caso de un accidente o enfermedad, la atención y los exámenes necesarios para tratar a un animal pueden ser mucho más importantes que la prima del seguro hasta el punto de que a veces es difícil para el maestro enfrentar tales gastos. . Estos son algunos ejemplos de los precios promedio aplicados hoy por los profesionales de la salud de mascotas:

  • Consulta: casi 40 € en un veterinario, 90 € y más en un veterinario conductual,
  • Consulta de emergencia simple: 78 €,
  • Extracción de un diente: 80 €
  • Vacunación: de 50 a 90 €
  • Esterilización: de 150 € para un perro y de 220 a 300 € para un perro,
  • Intervención quirúrgica: de 500 a 1 500 € según la complejidad del acto.

No incluye medicamentos, fisioterapia, hospitalización y otros costos. Cuando el animal se enferma o se lesiona, el maestro puede tener que pagar grandes sumas. Si le hubiera asegurado a su fiel compañero lo suficientemente temprano, no tendría que soportar esos gastos. Asegurar a su mascota resulta interesante a diferentes niveles. Por un lado, ayuda a proteger la salud de uno a lo largo de la vida, solo con vacunarlo y cuidar sus dientes. Esto también es económico para su amo, ya que un animal de salud mutual reembolsa entre el 50 y el 100% de los costos incurridos, de acuerdo con la fórmula elegida, dentro del límite especificado en el contrato. De manera similar, las medidas preventivas tales como las vacunas, los controles de salud o la esterilización, por ejemplo, están al menos parcialmente respaldadas por el paquete de prevención.

Al elegir un seguro de salud para su compañero fiel, debe leer las condiciones generales porque la cantidad de cuidado varía según el contrato.

Animales mutuos y medicina suave

Un animal puede estar bien y aún necesita un poco de ayuda de vez en cuando. Este es, por ejemplo, el caso si sufre de cinetosis. Esto no es una enfermedad sino más bien una incomodidad. Si uno viaja frecuentemente con su fiel acompañante, puede recurrir a los medicamentos alternativos para que ya no esté enfermo durante los viajes. Del mismo modo, un perro más viejo, aunque saludable, puede ser menos dinámico que antes o sentir algo de dolor debido a la vejez. Algunas sesiones osteopáticas pueden ayudarla a encontrar cierta movilidad y a sufrir menos. Esta es una asistencia amable, pero puede ser costosa para el propietario del animal de mayor jerarquía si no está asegurada.

Algunos seguros mutuos de salud para animales reembolsan los medicamentos alternativos practicados por un veterinario, como la homeopatía, la fitoterapia, la osteopatía, la gemoterapia, la acupuntura o la fisioterapia.

Asegure a su animal con buena salud para anticiparse

Suscribir un contrato de perro de seguro de salud, es para prever el futuro, incluso si el animal está en forma completa. Algunas razas de perros están particularmente expuestas a riesgos para su salud. Este es el caso, por ejemplo, de los perros de caza que atacan valientemente al gran juego y proporcionan un esfuerzo físico constante. Pueden ser atacados por un animal salvaje en cualquier momento, sufrir una lesión relacionada con el estrés o estar contaminados por la vida silvestre o sufrir un golpe de calor. Los problemas del corazón, la mioglobinuria, la enfermedad de Lyme, la rabia, la leptospirosis, la enfermedad de Aujeszky y la congestión cerebral son solo algunos ejemplos de los riesgos que los perros de caza enfrentan continuamente.

Muchas patologías que afectan a perros de caza perfectamente sanos implican intervención de emergencia porque ponen en riesgo la vida de estos caninos. Además, los cazadores son conscientes de que garantizar a su perro un animal de salud mutua es de vital importancia para proteger a su compañero. Se recomienda encarecidamente optar por una fórmula que incluya un paquete de prevención. Es una solución complementaria muy económica para el dueño del perro. Esto permite, por ejemplo, garantizar que el animal sea sometido a una vacunación continua, ya sean vacunas obligatorias o vacunas opcionales. Al asegurar a su perro lo antes posible, puede recibir todas las vacunas que lo protegerán sin que su amo tenga que pagar grandes sumas. De manera similar, el paquete de prevención puede ser reembolsado en parte por cheque de salud, útil antes de la apertura de la búsqueda para verificar que el perro esté en condiciones de regresar al servicio.

¿Cómo elegir un seguro para mascotas?

Es útil comparar las ofertas de las compañías de seguros de animales, tanto en términos de garantías como de tarifas. Para hacer esto, la forma más fácil es usar una comparación específica. El perro comparador seguro, gato, NAC permite estudiar bajo una lupa diferentes contratos, sin perder tiempo, y solicitar una o más citas. Esto es, por supuesto, gratis y sin compromiso. Depende de todos establecer una búsqueda según sus propios criterios, luego elegir el nivel de cobertura que corresponda a las necesidades de su mascota, pero también a su presupuesto. Lo ideal es asegurar a su compañero fiel desde una edad muy temprana y optar por una empresa que no impone ningún período de espera. Por lo tanto, el animal está cubierto desde el día de la suscripción. No olvidemos que un peligro - enfermedad o accidente - puede ocurrir en cualquier momento.